Las empresas instaladoras tampoco se han librado de sufrir el azote de la pandemia del coronavirus. En este artículo nuestros expertos te cuentan cuáles son los mejores tips financieros que pueden aplicar las empresas instaladoras durante la pandemia. Sigue leyendo para conocer cuáles son los principales consejos financieros que puedes aplicar en tu empresa instaladora.

Mantenerse al día con las facturas

Para conseguir hacer frente a la pandemia sin tener que cerrar la empresa o reducir la plantilla es fundamental intentar mantenerse al día con las facturas. En caso de que no puedas hacerlo podrás optar a algunas ayudas o fuentes de financiación, pero si puedes continuar pagándolas hazlo aunque esto conlleve dejar de ganar dinero con tu empresa instaladora durante algún tiempo, ya que al menos no entrarás en números rojos y podrás remontar una vez termine la pandemia. Piensa que si te adhieres a algún programa para retrasar los pagos igualmente tendrás que pagarlos después y solamente estarás empeorando la situación.

Buscar financiación para empresas

Por otro lado, si ya tienes problemas para pagar todas tus facturas o para mantener al día las cuentas de la empresa deberías contactar con tus prestamistas y explicarles la situación para poder encontrar una solución que os favorezca en gran medida a todos los implicados. Si no tienes otra forma de hacer frente a las deudas deberías buscar financiación alternativa para empresas. Los créditos para empresas o créditos personales son una buena alternativa porque en la mayoría de casos podrás conseguirlos incluso aunque tengas otros préstamos a los que hacer frente o no cuentes con un aval ni ingresos recurrentes. Existen diferentes empresas y particulares que ejercen como prestamistas y que no tendrán ningún problema en avalar a una empresa instaladora hasta que ésta pueda salir adelante y devolver lo prestado y los intereses derivados de esta operación. Si no sabes por dónde empezar o dónde localizar este tipo de financiación en https://financiacionparaempresas.net/prestamos-para-negocios/ podrás informarte mejor sobre los diferentes tipos de opciones que tienes para continuar con tu negocio en tiempos de pandemia.

Controlar las cuentas de la empresa

Asimismo, otra de las claves financieras más importantes que debes tener en cuenta para mantener tu empresa instaladora a flote durante la pandemia pasa por aprender a controlar a la perfección las cuentas de la empresa. Sin duda el aprender a controlar bien el capital del que dispones será la mejor manera de poder hacer frente a las deudas. En estos momentos complicados quizá no sea lo mejor el plantearse ampliar la plantilla o intentar generar más ingresos, sino que lo mejor será adaptarse a la situación e intentar generar los mayores beneficios posibles sin caer en impagos ni números negativos.

Es clave evaluar la situación financiera de la empresa teniendo en cuenta la situación global actual y lo que puede suceder en el futuro más cercano. Además también será importante evaluar toda la cadena de trabajo para poder valorar los riesgos más inminentes y crear alternativas interesantes para poder hacerles frente sin que esto suponga un perjuicio para las finanzas de la empresa. Por otro lado, también será relevante revisar el modelo de inversión de la empresa en general, así como la asignación de capitales previa a la pandemia, valorando los saldos de caja, la liquidez existente en el negocio, los stocks, la compra de equipamiento, etc. a fin de conseguir crear una valoración real de la situación financiera de la empresa para poder optimizar al máximo todos los recursos existentes.

Buscar ayudas y financiación alternativa

Al mismo tiempo, los expertos también recomiendan revisar toda la legislación a nivel estatal, de comunidades y local, y valorar si existe la posibilidad de acogerse a ayudas, prórrogas en los pagos u otro tipo de prestaciones que permitan a la empresa instaladora hacer frente a la disminución del trabajo y la reducción de clientes durante la pandemia.

Otra alternativa interesante es solicitar aplazamientos a los pagos. De esta forma no se tendrá que devolver ningún tipo de financiación extra sino que simplemente será posible hacer frente a los pagos que la empresa instaladora tenga que realizar en unos plazos más amplios, con lo que los negocios tendrán tiempo para recuperarse y poder volver a realizar sus servicios con total normalidad cuando la pandemia mundial sea superada.

Fundamental también será llevar una exhaustiva planificación financiera, tanto si se tiene ayuda a esta financiación alternativa, ayudas o prestaciones como si se prefiere continuar trabajado como hasta la llegada del coronavirus. En algunos casos será posible hacer frente a esta nueva etapa sin necesidad de solicitar financiación, si la situación financiera de la empresa era muy buena porque se encontraba consolidada en el sector de las empresas instaladoras desde hace muchos años, pero sin duda también en estos casos el poder superar la pandemia sin riesgos para el negocio dependerá en gran medida de la realización de una planificación exhaustiva y detallada.

Valora nuestra guía y comparte nuestras opiniones

No votes yet.
Please wait...